Sandra de Soto es directora de la Fundación Terapias Ecuestres, que tiene su sede principal en Osuna, Sevilla, pero que cuenta con centros repartidos por toda Andalucía. A través de la organización, esta psicóloga que trabaja con la hipoterapia hace casi 15 años, se encarga de difundir los beneficios del caballo como herramienta terapéutica. Este animal no sólo sirve de apoyo para la rehabilitación física, sino que también puede servir de ayuda en una amplia variedad de patologías.