Nuestra Fundación

En Noviembre de 2007 nace en Écija (Sevilla) La Fundación para el Desarrollo de las Terapias Ecuestres, como una organización de naturaleza fundacional, sin fin de lucro.

FUNDACIÓN PARA EL DESARROLLO DE TERAPIAS ECUESTRES

En Noviembre de 2007 nace en Écija (Sevilla) La Fundación para el Desarrollo de las Terapias Ecuestres, como una organización de naturaleza fundacional, sin fin de lucro, al amparo de los previsto en el artículo 34 de la Constitución Española de 1978, lo establecido de Ley 10/2005, de 31 de mayo, de Fundaciones de la Comunidad Autónoma de Andalucía y demás disposiciones legales.

Estando inscrita en el Registro de Fundaciones de Andalucía dependiente de la Consejería de Justicia y Administración Pública de la Junta de Andalucía con el número 1.096 y fecha 20 de noviembre de 2007.

Inscrita en el registro de entidades, servicios y centros de servicios sociales con fecha de 21 de Mayo de 2009 y con número registral AS/E/6720

Miembro de la Asociación de Fundaciones de Andalucía (AFA).

Una organización cuyo propósito principal es capacitar, regular, coordinar, gestionar y divulgar las terapias ecuestres.

Una organización cuyo propósito principal es capacitar, regular, coordinar, gestionar y divulgar las terapias ecuestres.

La creación de esta Fundación es fruto del desarrollo previo de distintos programas realizados con anterioridad y que nos ha dado el bagaje y el conocimiento necesario para embarcarnos en este nuevo proyecto. La Fundación para el Desarrollo de las Terapias Ecuestres se asienta en más de diez años de trabajo en el campo de la Equitación Terapéutica, llevados a cabos por dos entidades. Por una lado La Asociación Andaluza de Equitación Terapéutica “El Caballo Ayuda”, desde 1996 y por el otro  El Centro de Equitación Terapéutica de Andalucía instituido en 2005.

Ambas asociaciones, constituidas como asociaciones sin ánimo de lucro, sabedoras y defensoras  del rigor en la intervención en terapias ecuestres, han podido comprobar no solo la aceptación por parte de todos los colectivos implicados en la actividad sino la continua demanda del servicio y junto a esto la necesidad de mejorar recursos. Ambas consideran la importancia de crear una entidad, que aúne todas estas iniciativas y esfuerzos, las regule y potencie.

 

Las Terapias Ecuestres realiza acciones de carácter terapéutico con y sobre el caballo, dirigidas a personas afectadas por enfermedades o alteraciones discapacitantes; bien sean estas físicas, psíquicas, sensoriales o comportamentales; así como en problemas de marginación y/o inadaptación social y que pueden ayudar en la rehabilitación, reeducación y socialización tanto del colectivo de intervención, como, por complementariedad, de su entorno familiar y social.

Es, por un lado, un entrenamiento especial físico, aprovechando los movimientos tridimensionales del caballo que trasmite al andar 110 impulsos diferentes por minuto al jinete. El paciente a través del movimiento del caballo desarrolla posturas correctas a través de estimulación propioceptivas y sensomotriz, produciéndose la eliminación de posibles desequilibrios, la regulación del tono y el empleo de funciones articulares y musculares que no están optimizadas.

Por otro, hay que sumar los beneficios psicológicos que la equitación les brinda a las personas en general y a los que sufren alguna discapacidad en particular. Ya que aumenta la sociabilidad y la integración. Los alumnos / as se benefician de la sensación de orgullo y autoestima que resulta el hecho de aprender a cuidar, manejar y montar los caballos. El contacto con el caballo y su entorno proporciona un desarrollo sensorial, socio-afectivo, psicomotor y una mejora en la capacidad de aprendizaje a quien lo practica, mediante la vivencia de una actividad distinta. El caballo consigue así que “su particular jinete” se sienta feliz y motivado, por lo que progresa de manera extraordinaria en las sesiones de trabajo.

Esta Fundación surge porque somos conscientes de la necesidad de una mayor sensibilización por parte de la sociedad, que haga posible que las personas con necesidades especiales puedan participar en la dinámica de su entorno e integrarse en las estructuras socio – laborales de igual manera que los restantes ciudadanos. Se defiende una actitud que reclama que los seres humanos, independientemente de sus potencialidades y condiciones, tengan derecho a las mismas oportunidades de inserción, inclusión y realización psico-bio-social. Son urgentes, pues, no sólo nuevas actitudes, sino también nuevas formas de intervención.

Las Terapias Ecuestres ha tenido un impacto profundo en la vida de las personas discapacitadas, al darles libertad y confianza, potenciando la normalidad y fomentando el sentido de responsabilidad en quienes la practican.

 

Equipo Humano

 

Las terapias se llevan  a cabo por medio de un equipo profesional con formación específica en equitación terapéutica:

  • psicólogos
  • fisioterapeutas
  • educadores especiales
  • educadores infantiles
  • logopedas
  • técnicos deportivos en equitación
  • monitores de equitación terapéutica
  • auxiliares de terapias ecuestres

 

Objetivos de la Fundación

Los Objetivos y fines de la Fundación para la promoción de las Terapias Ecuestres son:

  • Contribuir positivamente al desarrollo cognitivo, físico, emocional, social y ocupacionales de las personas que sufren algún tipo de discapacidad o necesidad especial susceptible de mejora con la aplicación de terapias ecuestres.
  • Regular la actividad terapéutica ecuestre en el marco de criterios de calidad, profesionalidad, rigor técnico y atención principal al usuario de las mismas.
  • Facilitar el uso generalizado sin discriminación alguna incluida la económica a los/as usuarios/as que necesiten la práctica de terapias ecuestres.
  • Informar y Difundir esta terapia y las bondades de la misma.
  • Implantar y desarrollar programas de terapias ecuestres en diversos centros del ámbito territorial de esta fundación.
  • Potenciar la proliferación de centros de terapias ecuestres bajo normas unificadas y protocolizadas.
  • Establecer relaciones de colaboración, y asesoramiento con distinta entidades, centros educativos, asociaciones y demás colectivos vinculados en las terapias ecuestres.
  • Extender su uso generalizado dentro del protocolo de atención de diferentes patologías y dolencias.
  • Crear métodos e instrumentos de investigación y profundización sobre estas técnicas y su distinta repercusión.
  • Implementar acciones de potenciación de la actividad ecuestre en general con especial atención aquellas susceptibles de ser adaptadas a los / as potenciales usuarios / as de las terapias.
  • Crear un fondo de documentación y recursos.
  • Aportación de elementos de apoyo a las terapias con especial hincapié en los animales, diseño y fabricación de útiles y enseres.
  • Diseñar itinerarios curriculares y planes formativos a distintos niveles, colaborando con instituciones educativas y laborales y su desarrollo e implantación
  • Desarrollar acciones de divulgación y debate sobre posibles programas de otras entidades públicas o privadas.
  • Recoger, proteger, cuidar y reciclar caballos para las terapias ecuestres.

 

Decálogo de Conducta

 

Estos principios conforman un decálogo de conducta que, junto con nuestros fines fundacionales orientan la filosofía y actuaciones de la Fundación para el Desarrollo de las Terapias Ecuestres.

1.-TRANSPARENCIA en los criterios de actuación, en el empleo de sus recursos y en sus prioridades de trabajo, tanto ante sus patronos, patronos de honor. Colaboradores, empresas e instituciones conveniadas, centros, voluntarios, trabajadores así como ante aquellos usuarios a quienes va dirigido nuestro trabajo. Todos ellos tienen derecho, y la asumimos como obligación, de requerirnos cuanta información quieran de cualquier índole, a excepción de datos y expedientes personales de colaboradores y usuarios,  sobre empleo de fondos, financiación, gestión, programaciones, actividades, recursos humanos y en general cualquier aspecto que pueda ser de su interés sobre el funcionamiento de la Fundación.

2.- PARTICIPACIÓN en el sentido de facilitar, buscar y aceptar la participación en sus actividades y proyectos de todas aquellas instituciones, colectivos y particulares que participen con nosotros en la filosofía y fines de la Fundación.

3.-COORDINACIÓN con los actores, centros y personas que intervienen en nuestro trabajo buscado la mismas actuaciones y directrices de funcionamiento, facilitando la necesaria comunicación e información entre ellos en si y con la Fundación.

4.- PLURALISMO en su colaboración con instituciones públicas y privadas y en la selección de los beneficiarios y colectivos de sus ayudas sin ningún tipo de discriminación, potenciando, en la medida de nuestras posibilidades, a aquellos con menos recursos y oportunidades.

5.-EXCELENCIA Y RIGOR TÉCNICO en la fijación de los criterios y procedimientos de actuación en todos sus pasos y sobre todo en lo referente al trato con usuarios y participantes en nuestras acciones, así como en todo el proceso de planificación, financiación, realización  de las distintas terapias y atención a actores, centros y personas que intervengan en la Fundación.

6.-RESPETO A usuarios como destinatarios finales de nuestro trabajo, al caballo como herramienta y eje de nuestra función, a padres, madres, educadores, asociaciones, colectivos, voluntarios, colaboradores, profesionales y centros de terapias.

7.-INDEPENDENCIA en sus actuaciones para preservar su libertad de acción y su pluralidad, mantener su singularidad y actuar conforme a su mandato fundacional.

8.-AYUDA en la medida de nuestras posibilidades a aquellas iniciativas y proyectos de otras instituciones o colectivos que estén realizando actividades en sintonía con nuestros objetivos o tengan como destinatarios de las mismas a los usuarios potenciales de nuestras terapias.

9.-COMPLEMENTARIDAD de sus objetivos y actuaciones con aquellos perseguidos por otras entidades públicas y privadas dedicadas a beneficiar y ayudar a sectores y usuarios mas desfavorecidos, discapacidades tanto psíquica, física o  sensorial o tuvieran alguna necesidad especial sobre las que la realización de estas actuaciones le proporcionen un efecto positivo.

10. DESCENTRALIZACIÓN Y TRABAJO EN RED en sus distintos programas y actividades, sin olvidar el principio de coordinación y siempre bajo las premisas básicas de este decálogo y de nuestros fines fundacionales.

 

 

 

Hazte Socio, te necesitamos

Dirección

Calle Carmen, 44-46 A, 41400 Écija, Sevilla

Contacto

615429463
fundacion@terapiasecuestres.org

Horario

Lunes-Viernes: 10.00 - 20.00 h
Sábados y Domingos:    10.00 - 13.00 h

Política de privacidad y protección de datos